Murviedro presenta Vallejo Avenas, el distinguido Chardonnay de parcela con crianza en barrica

Murviedro Vallejo Avenas Chardonnay 2018
Murviedro presenta Vallejo Avenas Chardonnay 2018, uvas de una única parcela y crianza en barrica para un vino blanco de guarda, fresco, complejo y con cuerpo.

Valencia, 25 de octubre de 2019.- Murviedro presenta en sociedad su vino blanco más exclusivo, un Chardonnay cuyas uvas proceden de una única parcela que la bodega tiene en propiedad en el término de Venta del Moro, con DO Utiel Requena.

Este viñedo se asienta sobre una meseta de terreno calcáreo, un suelo pobre, de  gran  potencial vitícola, cuya  peculiaridad  es  la superposición  de  horizontes  de  calizas  y margas  arcillosas rojas  y  areniscas  finas  formados  en  la  era  terciaria.

El clima continental, suavizado por las influencias del mar Mediterráneo, y las prácticas de viticultura sostenible con las que se miman las cepas acaban perfilando la elegante personalidad de este selecto vino blanco con crianza.

La elaboración del Vallejo Avenas Chardonnay 2018 también es especialmente cuidadosa. Las uvas se someten a un prensado muy suave, el mosto fermenta lentamente en barricas a baja temperatura y con posterioridad el vino tiene una crianza de 6 meses en barricas de 500 litros de roble francés con sus lías finas.

Como vino blanco de guarda, su reposo en botella afina el vino para ser disfrutado a lo largo de los próximos años gracias a su bajo PH y a su excelente acidez natural.

Nota de Cata

El Vallejo Avenas Chardonnay 2018 es de color amarillo pálido, limpio y brillante. Aroma de buena intensidad y complejidad, fresco, con predominio de notas de fruta blanca madura, piña, ligeros apuntes cítricos y recuerdos a frutos secos. Buena entrada de boca, resulta fresco, sedoso en el paso, con cierta untuosidad, buena acidez y paso estructurado y equilibrado que nos lleva a un final largo. En retrogusto vuelven las notas a fruta madura blanca y sensación de cremosidad.

La estética del Vallejo Avenas Chardonnay refleja su estilo exclusivo, sofisticado y elegante, clásico y moderno a la vez. La botella borgoñona está personalizada con el sello de Schenk y su etiqueta contiene las claves necesarias para interpretar el vino, en una edición limitada de 8.753 botellas. La imagen que la ilustra es una recreación artística de un mapa de las parcelas del lugar.

Entrada anterior
Audentia Rosé, ORO en el Concurso Mundial de Bruselas, y Los Monteros Organic GRAN ORO en Ecovino
Menú

Debes ser mayor de edad para visitar esta web