James Suckling encumbra a Murviedro con cinco Sobresalientes

El influyente crítico californiano destaca La Casa de la Seda con 92 Puntos y califica también con Sobresaliente al Vino de Parcela CV 05 Cabernet Sauvignon, a los Cepas Viejas Sericis Monastrell y Sericis Bobal, así como al Murviedro Pasión Tinto.

Requena, 30 de mayo de 2022.- Los vinos de Murviedro entran en el universo enológico de James Suckling con unas magníficas puntuaciones que acaban de ser publicadas en su web. Un total de cinco vinos han sido calificados con Sobresaliente, liderados por el emblemático La Casa De La Seda, el vino que nace en el venerable viñedo de Finca El Ardal, plantado en 1923.

Este vino de Bobal se afina en la Bodega Histórica de Murviedro del casco antiguo de La Villa de Requena, donde reposa a partes iguales en un fudre de roble francés, en tinaja de barro de 37 arrobas de capacidad y en un depósito de hormigón de forma ovoide. En este lugar también se tejía el valioso hilo de seda natural, en cuyas telas se inspira su etiqueta.

De La Casa De La Seda 2020, que Suckling califica con 92 Puntos, destaca sus “atractivos aromas a arándanos, hierbas secas, violetas y lavanda, su textura suave y aterciopelada, la frescura, la fruta sabrosa y su final mineral de piedras fragmentadas.”

El Vino de Parcela CV 05 Cabernet Sauvignon 2020 consigue 91 Puntos. “Un tinto fresco y jugoso con notas de frutas maduras oscuras y azules, flores, hierbas secas y piedras trituradas. Con cuerpo, taninos aterciopelados y buena acidez. Denso y delicioso. Suave y chocolateado.”

Sobresaliente con 91 puntos es el Sericis Cepas Viejas Monastrell 2017, que describe como “un Monastrell rico y sabroso con fruta jugosa en boca, de cuerpo medio con taninos bastante pulidos, un toque de café, especias y ciruelas damascenas al final.”

También 91 Puntos consigue el Sericis Cepas Viejas Bobal 2018, que ha gustado por su “expresión más refinada y elegante de Bobal, con aroma de pimienta en grano, cerezas negras, con taninos firmes y escarchados.”

El Murviedro Pasión Tinto 2020 es Sobresaliente con 90 Puntos, elaborado con Monastrell (90%) y Garnacha, de “nariz especiada con nuez moscada, especias cálidas, moras y un toque de higos. De cuerpo medio con una entrega generosa de frutas negras secas y algunas especias oscuras en el paladar.”

Estas calificaciones son un importante espaldarazo a la trayectoria emprendida por Murviedro con la mentalidad de la elaboración del vino centrada en el origen del viñedo, en parcelas singulares con cepas viejas y la mínima intervención en bodega. Para que cada vino refleje el origen de su terruño.

Entrada anterior
El Brut Rosé Arts de Luna Organic de Murviedro gana el GRAN ORO en Ecovino
Menú

Debes ser mayor de edad para visitar esta web